Ucrania llama a la industria de la moda internacional al boicot de Rusia

A través de un breve correo reivindicativo, los grandes almacenes Tsum Kyiv alzaron la voz oficialmente el lunes 28 de febrero, después de que la guerra estallara en su país, el pasado jueves 24 de febrero. ¿El objetivo? Apelar a la solidaridad internacional del sector a través de una iniciativa global de apoyo a Ucrania para “detener la agresión rusa”.

“La industria de la moda siempre está al tanto de lo que ocurre en el planeta. Tiene una voz poderosa que permite pronunciarse, influir e impulsar cambios reales. En estos tiempos difíciles y oscuros para Ucrania y la comunidad mundial, os pedimos que utilicéis vuestras voces ahora para apoyar a Ucrania, proteger a la humanidad y ayudarnos a detener la guerra”, detallaba el comunicado firmado por Marusya Koval, responsable de marketing de los grandes almacenes ubicados desde 1939 en la mayor arteria comercial de Kiev, la calle Khreshchatyk. En solo cuestión de días, Tsum Kyiv había sufrido una trágica transformación: de epicentro social y de moda de la capital, al cargo de introducir las novedades de los creadores locales y de grandes firmas de lujo, con responsables de compras ultimando los planes de su viaje a la Paris Fashion Week, a echar el cierre ante los avances de las tropas rusas de la capital, seguidos de los diversos ataques y bombardeos. A día de hoy, los grandes almacenes pretenden destinar sus dos plantas subterráneas de garaje a la instalación de un hospital de emergencia.

Razones por las que desde Tsum Kyiv lanzaron un llamamiento a los diversos sectores de la moda, solicitando a los medios de comunicación que se destaquen las informaciones sobre la situación en Ucrania; así como la detención de “cualquier relación con marcas, retailers y medios de comunicación rusos”. En lo referente a los minoristas, los grandes almacenes ucranianos solicitaron la prohibición de venta de marcas rusas en plataformas online y offline; mientras que pidieron a las marcas la suspensión de los envíos a Rusia. “Ninguna marca internacional debe ser presentada o vendida en Rusia”, añadieron, invitando a detener cualquier relación comercial con el país dirigido por Vladimir Putin.

Grandes almacenes y plataformas e-commerce ante la guerra

Una llamada al boicot que exige la acción de la industria internacional y ante la que FashionNetwork.com ha contactado en las últimas horas a algunos de los principales actores del sector en Europa. Desde la IADS (International Association of Department Stores), la cual mantiene un contacto estrecho con Tsum Kyiv, han precisado que, por el momento, no existe un acuerdo global entre los miembros de la asociación sobre la postura que han o no de adoptar.

Desde los franceses Printemps, los cuales no cuentan con ninguna marca rusa en su catálogo, han apuntado que reflexionan sobre la forma de organizar una iniciativa solidaria lo más pronto posible. Los grandes almacenes El Corte Inglés, de desarrollada presencia en la Península Ibérica, han asegurado no tener prevista ninguna acción ni comunicación oficial al respecto de la guerra en Ucrania. Por su parte, Galeries Lafayette, Le Bon Marché, 24S o La Samaritaine aún no han dado respuesta a las solicitudes de FashionNetwork.com. Una fuente del sector analizó, que si bien las marcas comienzan a reaccionar ante la situación, lo hacen de forma discreta para evitar enfrentarse a su clientela rusa o hacer peligrar sus operaciones locales en Moscú.

Entre los primeros en tomar medidas ante la el conflicto, el grupo inglés Net-a-Porter detuvo los envíos a Rusia de todas sus plataformas e-commerce (Yoox, The Outnet, Net-a-Porter y Mr.Porter) a inicios de esta misma semana, como ha podido confirmar FashionNetwork.com. “Dada la situación actual, no podemos llevar a cabo ningún pedido a su país. Todos los pedidos han sido suspendidos hasta nueva orden”, reza un breve mensaje en las diversas webs rusas del grupo. Por el momento, otras plataformas de e-commerce como Farfetch, MatchesFashion o MyTheresa no han comunicado la detención de sus operaciones en Rusia.

Fashion Weeks y Federaciones reaccionan

Y después de que la Semana de la Moda de Milán concluyese pasando con discreción ante las noticias sobre Ucrania, con el único posicionamiento del solemne desfile silencioso de Giorgio Armani; la Paris Fashion Week recogió el testigo este lunes 28 de febrero, con una declaración de solidaridad de la Fédération de la Haute Couture et de la Mode. En palabras de su presidente, Ralph Toledano, el evento defendió el rol emancipador de la moda en la sociedad, invitando a celebrar los desfiles con la solemnidad que corresponde a este periodo oscuro. En su calendario, únicamente figura un nombre ruso: el de Valentin Yudashkin, quien presentará su última colección exclusivamente en formato digital.

Durante la segunda jornada de desfiles, Botter incluyó una chaqueta con el mensaje “No War” además de calzado en colaboración con Adidas con los colores de la bandera ucraniana; mientras que la fundadora de Koché, Christelle Kocher, lució un broche con una flor azul y otra amarilla, al final de su desfile. Asimismo, la firma húngara Nanushka mostró su compromiso a través de un comunicado que acompañó a las notas de la colección, en el que declaró su solidaridad con Ucrania, así como su colaboración para proporcionar alojamiento, comida y transporte a aquellos que busquen refugio tras haber abandonado su país. Además, la marca confirmó la ruptura de cualquier lazo comercial con Rusia y la suspensión de entregas a sus clientes.

Por su lado, la Fédération Française du Prêt à Porter ha expresado su apoyo “sin reservas” a las medidas tomadas por el gobierno francés y la Unión Europea, a través de un comunicado enviado este martes 1 de marzo. “La tragedia de la guerra tendrá un profundo impacto duradero sobre las relaciones comerciales de las empresas francesas con Ucrania y Rusia”, han lamentado la “tragedia humana que se vive en Europa”, expresando su solidaridad “con los miembros afectados por esta crisis, en particular aquellos presentes en Ucrania, sus colaboradores ucranianos y rusos, víctimas de decisiones que van más allá de ellos”.

Las revistas de moda piden el bloqueo a Rusia

En lo que respecta a las publicaciones de moda ucranianas, el mensaje ha sido tajante. “Vogue UA demands embargo” (Vogue UA solicita el bloqueo), rezaba un post de fondo negro, publicado este martes en el perfil de Instagram de la edición licenciada de la revista americana en Ucrania, en el que la publicación animaba a bloquear la exportación de moda y artículos de lujo a Rusia. “Tras la agresión militar sin precedentes de la Federación Rusa y la creciente crisis humanitaria en Ucrania, Vogue UA insta a todos los conglomerados y empresas internacionales de moda y lujo a que cesen cualquier colaboración en el mercado del agresor con efecto inmediato”, detallaron, haciendo un “llamamiento especial a los principales actores y socios” de la publicación, citando a los perfiles de la red social de LVMH, KeringRichemontPrada Group, Swatch GroupChanelHermès, Dolce & Gabbana, Max Mara, Burberry, VersaceValentinoHugo BossCalzedonia, grupo Puig o Shiseido. “Mostrar su conciencia y elegir la humanidad por encima de los beneficios monetarios es la única postura razonable que se puede adoptar frente al comportamiento violento de Rusia”, añadieron. Solo unas horas más tarde, L’Officiel Ukraine y Elle Ukraine se unieron a la iniciativa bajo la misma petición de bloqueo a las exportaciones. Un movimiento reivindicativo en los medios de comunicación de moda ucranianos, en la misma tarde que las tropas de Putin bombardearon la torre de televisión de Kiev, causando 5 heridos y 5 fallecidos.

Otras voces que han dado un paso al frente lo han hecho a través de la firma de una carta abierta impulsada por la plataforma editorial 1 Grannary, fundada por la ucraniana Olya Kuryshchuk. “Pedimos a la comunidad de la moda y a las casas de moda influyentes, en particular, que no guarden silencio, que utilicen sus plataformas y ofrezcan ayuda práctica”, defiende la misiva. A fecha de publicación de este artículo, la carta ya contaba con 400 firmantes, entre los que se encontraban de renombre de la industria como el fotógrafo Nick Knight, los diseñadores Christopher y Tammy Kane, Marta Marques (Marques Almeida) o Richard Malone, la directora de compras de Browns, Ida Petersson; la compradora de Dover Street MarketOlga Kaminska; así como un buen puñado de artistas o editores de moda de publicaciones como I-D, Vogue Italia o Dazed.

fuente: Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Por:

close

Ah, hola 👋
Un placer saludarte.

Regístrate para estar al día, cada semana recibirás información vital, que te ayudará con tu proyecto personal

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.