La Revolución Industrial fue el salto definitivo hacia la fabricación en serie y la normalización del calzado. Con ella, apareció la numeración y la producción masiva con la ayuda de distintos tipos de maquinaria. Esta no apareció de la misma forma en todos los países del mundo, dado el desarrollo y características de cada país.

A mediados del siglo XIX surgen las máquinas auxiliares en la confección de los zapatos, pero sólo se consolidaron las de hacer costuras.

La mecanización en la fabricación del calzado tuvo lugar a finales del siglo XIX. En este tiempo aparecieron las primeras máquinas de perforar, de coser y de cortar.

Fue desde los años 40 cuando se produjeron grandes mutaciones en la industria zapatera, donde se produjo la especialización con la definición de procesos en varias etapas como:

  • Modelado
  • Depósito
  • Corte
  • Cosido
  • Prefabricado
  • Montaje
  • Acabado
  • Envasado