La sostenibilidad como motor del
cambio del sector calzado

Es de vital importancia promover la industrialización sostenible,
la innovación y la creación de infraestructuras resilientes

La sostenibilidad es, sin duda, uno de los ejes vertebradores de la industria del calzado actual. Los retos que afronta están directamente relacionados con los desafíos globales del planeta, como la cada vez más asfixiante escasez de recursos naturales, la emergencia climática o la contaminación de nuestras ciudades. La solución requiere de la acción conjunta de la sociedad, instituciones y sector privado. La hoja de ruta es clara: los 17 objetivos de desarrollo sostenible (ODS), donde el papel de la industria es clave y, por supuesto, el de la industria del calzado.

Si bien alinear los objetivos de sostenibilidad de las empresas con los ODS puede catalizar el proceso de transformación del sector hacia un modelo de crecimiento sostenible y competitivo, lo cierto es que muy pocas empresas de momento comunican acciones dirigidas a su consecución en 2030. Es por ello, que INESCOP en colaboración con el Clúster Calzado Innovación editó la guía ODS: Retos y oportunidades para el sector calzado (2020), con objeto de acercar los ODS a las empresas mostrando las múltiples posibilidades de acción para alcanzar las metas establecidas y generar nuevas oportunidades frente a los desafíos actuales.

Situaciones como la pandemia, las emergencias climáticas o la guerra actual, están provocando efectos adversos en la cadena de valor a nivel mundial y en el suministro de materias primas y productos en los sectores manufactureros como el calzado. Por ello, es de vital importancia promover la industrialización sostenible, la innovación y la creación de infraestructuras resilientes (ODS9). Para ello, los esfuerzos en I+D+i, tanto de las empresas de calzado, como de su centro tecnológico, INESCOP, se focalizan en el desarrollo de soluciones tecnológicas que contribuyan a la doble transición ecológica y digital, que posibiliten la modernización del sector, mejorando la flexibilidad, la eficiencia de los procesos y su resiliencia.

El objetivo es avanzar hacia una industria neutra en emisiones y orientada a lo circular (ODS13). Por ello, desde la carta de la industria de la moda para la acción climática (noviembre, 2021), se hace un importante llamamiento para que las empresas establezcan objetivos y puedan reducir a la mitad sus emisiones de CO2 para 2030, para finalmente alcanzar las cero emisiones netas en 2050, con el objetivo de descarbonizar el sector y mitigar sus efectos en el cambio climático. Estos objetivos tan ambiciosos no podrán alcanzarse sin la implicación de toda la cadena de valor del calzado (proveedores de materias primas y componentes, fabricantes, comercializadoras, recicladores, etc.), por lo que urge la implementación de medidas para involucrar a todas las partes, incluyendo a las administraciones públicas.

En este sentido, acciones como la medida de la huella de carbono de las empresas y sus productos, con el objeto de identificar los puntos calientes de mejora y reducción de las emisiones, así como su compensación, está siendo implementada cada vez más por las empresas como herramienta indispensable, ayudando además a disminuir la contaminación de las ciudades (ODS11). Cabe destacar que INESCOP, como referente del sector, se convirtió en 2021 en el primer centro tecnológico neutro en emisiones en España.

No obstante, se deben intensificar más las acciones para contribuir a un nuevo modelo de consumo y producción responsable (ODS12), camino que muchas empresas del sector ya han iniciado. Se trabaja en el desarrollo de productos que sean sostenibles por diseño, productos de calidad, más duraderos, reciclables, reutilizables o reparables. Por eso, actualmente se presta especial atención al fin de vida del calzado, y la I+D+i se focaliza en el reciclado y la valorización de los materiales que lo constituyen; a la vez que se trabaja en el diseño de calzado para la circularidad o el reciclado. Otras acciones delsector que están contribuyendo a los ODS, incluyen la reducción del uso de sustancias químicas peligrosas (ODS15), la sustitución de materias primas de origen fósil por otras procedentes de la valorización de la biomasa, la eliminación de plásticos (ODS14), la optimización de los procesos para minimizar los residuos, o el uso de energías renovables (ODS7).

Cabe destacar que la implementación de estos nuevos sistemas de producción responsable está también promoviendo unas condiciones laborales más igualitarias e inclusivas, contribuyendo así al ODS 8 y al ODS5.

Hay que resaltar que, las nuevas preferencias del consumidor, empoderado y conectado, más concienciado y exigente, que busca marcas que integren en su ADN la sostenibilidad, están catalizando también el cambio del sector. Un cliente que también apuesta por la salud, y es aquí donde las empresas deben aprovechar la importancia del calzado en el bienestar humano (ODS3). De ahí que el confort se haya convertido en un elemento de fidelización para las marcas de calzado.

No cabe duda de que todo esto supone un importante cambio de mentalidad para avanzar hacia un nuevo paradigma de fabricación basado en la industria 4.0 sostenible, que requiere de personal altamente cualificado en áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas), otro de los desafíos actuales para elsector. Pero también es fundamental la atracción de talento, hacer deseable e interesante nuestro sector para los jóvenes profesionales que se introducen actualmente en el mundo laboral. Contribuir al ODS4 que vela por una educación de calidad, es prioritario para un sector altamente especializado y multidisciplinar.

Hay que destacar la importancia de la colaboración, la innovación y la investigación de la mano de centros tecnológicos como INESCOP o las universidades; elementos imprescindibles para avanzar en el conocimiento necesario en el camino hacia modelos más sostenibles.

Lo que es seguro es que la sostenibilidad del sector del calzado es un gran reto que requiere de grandes alianzas (ODS17), y este es uno de los objetivos promovidos desde la Cátedra del Calzado San Crispín de la UMH, liderada por el profesor Cavero.

El futuro sostenible del sector del calzado depende de todos y todas las que formamos parte de él. ¡Hay que actuar ya!


Fuente: Diario Información

close

Ah, hola 👋
Un placer saludarte.

Regístrate para estar al día, cada semana recibirás información vital, que te ayudará con tu proyecto personal

¡No enviamos spam! Lee nuestra política de privacidad para más información.